Encargados y Responsables del tratamiento

Traducción jurídica y false friends en italiano: encargados y responsables del tratamiento

Los «false Friends» suelen ser los archienemigos de los traductores y debemos ir con pies de plomo para no meter la pata metiendo términos que puede sonar parecido, pero que tienen significados a veces muy distintos. Si hablamos de traducción jurídica, esto es especialmente importante, puesto que, en derecho, una mala traducción puede tener consecuencias catastróficas.

Y como para muestra un botón, en esta ocasión hablaremos de los responsables y los encargados del tratamiento y de cómo traducir adecuadamente estos términos al italiano.

¿Comenzamos?

¿Qué son y qué se diferencian los responsables y encargados del tratamiento?

La sustitución de la Ley Orgánica de Protección de Datos (LOPD) por el Reglamento General de Protección de Datos (RGPD) ha supuesto un cambio considerable en la forma en la que las empresas y entidades deben gestionar los datos personales de sus clientes, proveedores, trabajadores y contactos. Este reglamento es de obligado cumplimiento para todos los Estados Miembros de la Unión Europea desde el 25 de mayo de 2018 y no solo amplía y homogeneiza el paraguas de protección de datos a todos los ciudadanos de la Unión Europea, sino que, entre otras cosas, amplía la regulación a los datos genéticos y biomédicos.

Esta ampliación de la cobertura, unida al tráfico masivo de datos personales y sensibles que se produce en múltiples ámbitos de nuestro día a día obliga, y así se recoge en el RGPD, a designar un responsable del tratamiento de estos datos. Pero, ¿qué implica esta figura y cuáles son sus competencias?

Según la propia web de la Comisión Europea, el responsable del tratamiento es aquel que determinará los fines y los medios relacionados con el tratamiento de los datos personales. Es decir, que será aquella figura que decida por qué y cómo deberán tratarse dichos datos.

Esta figura es diferente de la del encargado del tratamiento de los datos que será el que realice el tratamiento y gestión efectiva de los mismos por cuenta del responsable. Normalmente, aunque no siempre, se tratará de una empresa externa a este último, y la relación entre encargado y tratamiento deberá especificarse a través de un contrato.

Para que nos entendamos, la responsable del tratamiento de los datos de una empresa de seguros será la propia empresa de seguros. Es decir, será quien tenga acceso a las nóminas y datos personales, tanto de sus empleados, como de sus clientes y que decidirá qué hacer con ellos, desde variaciones en el sueldo, contrataciones o despidos, hasta estudios de solvencia de futuros inquilinos de un inmueble para la contratación de un seguro de impagos. Por su parte, la encargada del tratamiento será la empresa externa que ofrecerá soluciones informáticas o plataformas de almacenamiento en la nube para tratar todos esos datos personales.

Cuidado con el responsable y el encargado del tratamiento en italiano

Y no lo decimos porque sean menos de fiar —Dios nos libre—, sino porque a la hora de traducir estos términos es fácil que nos confundamos y metamos la pata.

En italiano el responsable del tratamiento se traduce como «titolare del trattamento», mientras que, al encargado del tratamiento, se le traducirá como «responsabile del trattamento»

Te das cuenta, ¿no? Si no vamos con cuidado, será fácil referirnos al responsable como «responsabile», y confundir ambos términos de manera flagrante.

Acudir a las webs de la Unión Europea es una manera perfecta de evitar este tipo de deslices, ya que cuentan con páginas plurilingües en donde localizar la equivalencia entre distintos términos a través de su traducción oficial. Lo único que tendrás que hacer es ir a una página donde aparezca el término de interés y cambiar el idioma en el encabezado.

En nuestro caso concreto, por ejemplo:

  • Definición de responsable y encargado de tratamiento de datos en español.
  • Definición de responsable y encargado de tratamiento de datos en italiano.
Comparativa de la web de la UE en italiano y en español

Como ves, ser cuidadosos con este tipo de «false friends» marcará la diferencia entre una buena o mala traducción especializada en el ámbito jurídico, y más con algo tan delicado como es la protección de datos personales.

Esperamos que este pequeño truco te sirva de ayuda, y, como siempre, si necesitas más información sobre nosotras o tienes preguntas sobre nuestros servicios, no dudes en contactar con nosotras a través de Facebook, Twitter, LinkedIn, o déjanos un mensaje en nuestro formulario.

Te ayudaremos en todo lo que podamos.

¡Gracias por leernos y muchos ánimos!

Ir arriba