Traducción de archivos de InDesign

Traducción de archivos de InDesign con Trados

¿Sabías que SDL Trados Studio permite traducir directamente a partir de los archivos de InDesign?

Gracias a esta herramienta de traducción asistida por ordenador podemos dejar atrás esos engorrosos PDF que hay que traducir manualmente y devolver en formato Word.

Aquí te explicamos cómo. ¡Empezamos!

Adiós al copia y pega

Recibes el correo con la documentación del cliente y los archivos de trabajo. Lo abres.

Lo normal es que en este escenario es que nos encontremos con los habituales documentos de Word o PDF repletos de textos listos para traducir. Pero, ¿qué pasa cuando trabajamos con archivos previamente maquetados, con el texto integrado en el diseño?

Pues, si el archivo es un PDF, ya hay lío. Tendremos que desplegar todas nuestras dotes de observación para captar hasta el texto más pequeño, copiarlo, pegarlo y traducirlo manualmente en otro archivo de texto, confiando en que no nos hayamos dejado nada por el camino.

Esta labor puede simplificarse enormemente si cuentas con las herramientas adecuadas, lo que repercutirá positivamente, no solo en los plazos de entrega, sino en el precio final del trabajo. Si contratas los servicios de una empresa de traducción especializada que utilice herramientas TAO como SDL Trados Studio podrás ahorrarte muchos quebraderos de cabeza.

Gracias a nuestros conocimientos y experiencia con este tipo de programas, en Zesauro Traducciones podemos, por ejemplo, trabajar directamente con archivos de InDesign, tan utilizados en el sector editorial, del marketing o del diseño de manuales, cartelería o trípticos.

Pero te estarás preguntando, ¿qué ventajas puede tener esto? Pues muy sencillo: tiempo y dinero.

SDL Trados Studio permite extraer los segmentos de texto directamente de archivos de InDesign, Photoshop, etc. Así podremos trabajar la traducción sobre ellos y generar un nuevo archivo de InDesign con el nuevo texto ya traducido. Esto tiene muchas ventajas, tales como:

  • Integrar este nuevo texto de manera más eficaz en el diseño original.
  • Minimizar los errores humanos por la búsqueda y copiado manual del texto.
  • Evitar los pasos intermedios de cambio de formato, desde PDF a Word y de ahí a INDD o IDML (InDesign).
  • Simplificar la traducción gracias a la repetición de segmentos de traducción de Trados, lo que es especialmente útil en la traducción de manuales.

Además de todo esto, el cliente podrá recibir directamente los artes finales maquetados en el idioma de destino, lo que supone una gran ventaja competitiva para las empresas de publicidad y departamentos de marketing.

Preparación de los archivos de InDesign

Todas estas ventajas podrán explotarse al máximo si el archivo de InDesign se ha elaborado teniendo en cuenta su posterior traducción.

En un artículo anterior ya hablamos sobre cómo preparar un documento para traducción, así que no nos extenderemos mucho en esta parte, pero sí que es importante tener en cuenta una serie de factores para optimizar el trabajo de los traductores y exprimir al máximo las ventajas de automatización que ofrece SDL Trados Studio.

Para empezar, si queremos que el programa detecte correctamente los diferentes segmentos, es recomendable el uso de cuadros de texto dinámicos para configurar la disposición del contenido, evitando separar frases mediante tabulaciones o retornos de carro (Return), porque, si hacemos esto, Trados entenderá que son dos frases y por lo tanto contará dos segmentos de traducción diferentes.

También es importante que, en la medida de lo posible, los textos que estén situados sobre imágenes se añadan mediante un cuadro flotante, y no integrados en ellas. Así podrán ser detectados de manera automática por la herramienta de traducción. De lo contrario, será necesario facilitar al traductor o traductora el archivo original de Photoshop separado por capas, de tal manera que se pueda modificar de manera sencilla, incluyéndolo después en la maquetación final.

Por otro lado, destacar que, una vez traducido, lo más normal es que el texto ocupe un espacio diferente al del texto original, mayor o menor en función de los idiomas de origen y destino. Para minimizar los ajustes posteriores suele ser buena idea dejar espacio adicional dentro de los cuadros de texto y dentro del propio diseño. De esta manera podremos obtener un archivo traducido lo más parecido posible al original.

Los retoques finales

A pesar de tomar todas las precauciones anteriores, al final será inevitable tener que ajustar la maquetación tras el proceso de traducción del texto.

Como ya hemos visto, esta es otra ventaja de trabajar directamente sobre archivos de InDesign, ya que será mucho más sencillo realizar estos últimos ajustes in situ, que tener que ir copiando el texto desde un archivo Word.

Por otro lado, en Zesauro Traducciones contamos con un servicio adicional de posmaquetación que nos permite efectuar los retoques finales para adecuarlo visualmente al archivo original y entregarle al cliente el archivo listo para enviar a imprenta.

Así que ya sabes, ¡olvídate de engorrosos PDF y anticuados Word y abraza las ventajas del Trados y el InDesign!

Si necesitas más información sobre Zesauro Traducciones o tienes preguntas sobre nuestros servicios, no dudes en contactar con nosotras a través de Facebook, Twitter, LinkedIn, o déjanos un mensaje en nuestro formulario.

Te ayudaremos en todo lo que podamos.

¡Gracias por leernos y muchos ánimos!

Ir arriba