5 alternativas para practicar idiomas sin viajar al extranjero

Está claro que lo más eficaz para practicar idiomas es meterte de lleno en él, viajando a país y viéndote en la tesitura de tener que comprar el pan, averiguar una dirección o, simplemente, esforzarte por conocer gente local.

Por desgracia, la omnipresente pandemia por COVID-19 ha truncado mucho de nuestros planes de viajar al extranjero para empaparnos de nuevas lenguas, culturas y costumbres.

Pero si de verdad queremos mejorar nuestro nivel o aprender otro idioma, existen alternativas que nos permitirán hacerlo sin salir del país. Poniendo un poco de nuestra parte, claro.

¿Quieres saber cuáles son? Te lo contamos a continuación.

1. Si Mahoma no va a la montaña…

Parece una tontería, pero, ya que no podemos viajar, adaptar el entorno al idioma que queramos trabajar puede ayudarnos anímicamente a ser más receptivos.

No tienen por qué ser cambios muy drásticos al principio; cambiar el idioma de nuestros dispositivos electrónicos, obligarnos a hablar en el idioma con el resto de los compañeros de piso, pareja o familia… Incluso comprar un libro de recetas típicas del país en su idioma nativo y practicar en casa nuestras habilidades culinarias es una buena manera de sumergirte en otra lengua. Porque el lenguaje no son solo palabras.

Otra opción puede ser organizar degustaciones en casa de productos y bebidas típicas. Si los rotulamos con sus respectivos nombres y nos preparamos una pequeña ficha de datos curiosos a modo de juego, disfrutaremos de una velada inmejorable. ¡Y sin dejar de aprender!

Y hablando de juegos, ¿qué mejor forma de divertirse que organizar una noche de juegos de mesa? ¡El Scattergories o el Scrabble pueden ser todo un reto si les cambiamos el idioma!

Y si quieres implicar a los más pequeños de la casa, en un artículo anterior ya te ofrecimos otras cinco actividades para que los más pequeños también disfruten y aprendan. ¡No te las pierdas!

2. Consumir podcast, series y películas en el idioma original

Nos pasamos el día delante de una pantalla o con los auriculares puestos. ¿Por qué no sacarle partido a esto para practicar idiomas?

Ya somos muchos los que preferimos ver series y películas en su versión original; dar un paso más y seleccionar también los subtítulos en el mismo idioma nos ayudará a ampliar nuestro vocabulario, y a aprender expresiones y construcciones de manera más eficaz que si nos limitamos a leer la traducción ¿Por qué no lo pruebas?

Por otro lado, los podcasts son una opción muy práctica para informarnos, aprender y entretenernos, que en los últimos tiempos ha cogido mucha fuerza. Hoy en día puedes descubrir podcasts de prácticamente todo tipo de temáticas, recopilados en plataformas como iVoox, TuneIn o SoundCloud. Incluso la todopoderosa Spotify está poniendo los ojos en esta “radio a la carta”, invirtiendo en su promoción y desarrollo.

Como no podía ser de otra manera, los idiomas también han encontrado su hueco en el mundo podcast con gran número de audiolibros en versión original, programas específicos para el aprendizaje*, o especializados en el oficio de la traducción y la interpretación. De estos últimos hablaremos en nuestro próximo artículo, no te preocupes.

Si aún no te has atrevido a sumergirte en esto de los podcasts, te lo aconsejamos que lo hagas cuanto antes. ¡No te arrepentirás!

3. Leer novelas, periódicos y blogs en otros idiomas

Para quienes prefieren un formato más tradicional, empaparse de buena literatura en su idioma original es una opción inmejorable.

Ya sea descubriendo novelas desconocidas o revisitando esos clásicos con los que tanto hemos disfrutado, pero desde un enfoque completamente nuevo, no hay mejor impulso para practicar idiomas. Eso sí, te recomendamos que lo hagas con el diccionario siempre cerca para exprimir la experiencia al máximo.

Hace tiempo te ofrecimos algunas recomendaciones de lectura en diferentes idiomas para perfeccionar tus habilidades y pasar un buen rato. ¿Por qué no les echas un vistazo?

Si esta tarea se nos hace demasiado cuesta arriba, leer blogs o periódicos en otros idiomas nos mantendrá informados, al mismo tiempo que practicamos.

Lectores de RSS como Feedly o Inoreader nos facilitará muchísimo la tarea, ya que podremos tener todas nuestras fuentes en un mismo lugar y leer todas las noticias y artículos sin tener que navegar entre los diferentes medios. Puedes crear el magazine más grande del mundo ¡y totalmente personalizado!

4. Intercambios de conversación

El hecho de no poder viajar al extranjero no implica que no podamos entrar en contacto con gente nativa.

En todas las ciudades existen lugares de encuentro en el que se organizan quedadas para conversar en otros idiomas, tomar algo y, de paso, conocer gente interesante.

En Madrid, por ejemplo, contamos con un gran número, tanto de locales, como de grupos de intercambio en los que llevar tus conversaciones y habilidades lingüísticas a otro nivel. Al menos hasta que empiece a correr la cerveza…

Si aún te da un poco de respeto meterte en sitios cerrados, o en tu ciudad no dispones de esta opción, no sufras. Alternativas virtuales como Conversation Exchange te permiten mantener correspondencia online o practicar conversación en otros idiomas a través de chat y videollamada. Puedes conocer personas, tanto de tu zona, como de cualquier parte del mundo. ¡Un universo de posibilidades!

5. Programas de inmersión total

Si tu compromiso es fuerte, pero tu tiempo es limitado y te puede el ansia, quizás un programa de inmersión total se adecúe a tus necesidades o sirva para reforzar las anteriores alternativas.

En estos programas lograremos una exposición intensiva a una segunda lengua, rodeándonos de un entorno que la hable de forma habitual, para aprenderla más rápidamente.

Muchas academias y escuelas organizan campamentos y cursos intensivos de inmersión lingüística. En ellos, además de las clases tradicionales, podremos realizar innumerables actividades relacionadas con el idioma, y siempre con monitores nativos.

Ahora sí que no tienes excusas para practicar idiomas en verano, aunque este año se nos hayan truncado los sueños de viajar al extranjero. ¡Acércate a tu academia más cercana y lánzate a la piscina!

*Aquí tienes algunos listados de podcast para aprender idiomas organizados por niveles. Tienes opciones en inglés, en francés y en italiano. ¡Que los disfrutes!

Esperamos que te hayan parecido prácticas estas alternativas para practicar idiomas aunque no puedas viajar fuera.

¡Ya nos contarás si te han servido!

Como siempre, si queréis más información o tenéis preguntas sobre nuestros servicios, no dudéis en contactar con nosotras a través de Facebook, Twitter, LinkedIn, o dejadnos un mensaje en nuestro formulario.

Os ayudaremos en todo lo que podamos.

¡Gracias por leernos y muchos ánimos!

Ir arriba