20 Aniversario de Zesauro Traducciones

¡Cumplimos veinte años! – Aniversario de Zesauro y Entrevista a María Zurita

2022 es un año especial en Zesauro Traducciones. Y lo es, no solo porque se vislumbra el final de la dura fase de pandemia que nos tocó vivir en años anteriores, sino porque este año celebramos el XX aniversario de nuestra empresa.

Y, como veinte años no se cumplen todos los días, creemos que la ocasión merece una visión más personal e íntima de Zesauro. María Zurita, nuestra directora, nos desvela un poco más de la historia de la empresa.

¿Quieres saber cómo han sido estas dos décadas encontrando la palabra exacta y el sentido preciso para vuestros proyectos? 

¡Anímate a seguir leyendo!

María, ¿cómo surgió la idea de crear tu propia empresa? ¿Pasó algo que te hiciera saltar la chispa del emprendimiento?

Siempre he tenido una especial atracción hacia los idiomas, me encantan. De hecho, estudié Traducción e Interpretación en la Universidad Europea. Cuando me licencié, comencé a trabajar en una incipiente empresa de traducción que habían montado unas amigas mías. Al ser una empresa entonces pequeña, todas hacíamos un poco de todo y aprendí muchísimo acerca de este sector. Al cabo de dos años, me sentí preparada para emprender mi propia aventura empresarial y decidí volar por mi cuenta, ¡pero nunca pensé que llegaría a los veinte años de andadura!

Y de eso hace ya veinte años, ¿qué recuerdos guardas de este viaje? ¿Cuáles han sido tus mayores satisfacciones?

Mi mayor satisfacción y orgullo es poder dar trabajo a diez familias directamente y a más de 500 indirectamente. Ese es mi mayor logro. Por supuesto, también lo es el dar un buen servicio, el tener clientes satisfechos y disfrutar de lo que hago. Los reconocimientos, premios y todo lo conseguido en este campo son un orgullo personal también, pero a otro nivel. Para mí, el día a día es lo realmente bonito de mi trabajo.

Imaginamos que no todo ha sido un camino de rosas, ¿tienes también algún momento que recuerdes como especialmente duro?

Todos los años han sido diferentes. Unos años han sido complicados porque nos afectaron las distintas crisis (las económicas, la de la pandemia, etc.) y cuando los números salen por los pelos, se pasa fatal. También lo he pasado mal cuando alguien ha decidido tomar otro rumbo en su vida y se ha marchado de la empresa. Considero a todo el equipo de Zesauro parte de mi familia y me da mucha pena cuando alguien se va. Aunque, gracias a Dios, no hemos tenido que pasar por este trance muy a menudo. Tenemos un equipo bastante estable y un ambiente muy bueno, así que son pocas personas las que han dado el paso de marcharse.

Foto de María Zurita
María Zurita, directora de Zesauro Traducciones.
¿Cuál crees que es el secreto del éxito de Zesauro para seguir creciendo tras veinte años de actividad?

Lo fundamental para que cualquier actividad funcione es rodearse de un buen equipo de profesionales. Personas capaces de dar respuesta a las necesidades de los clientes, que consigan mantener la calidad del trabajo e intentar dar el mejor servicio siempre. Luego también entran factores como el esfuerzo, el tesón, la perseverancia, la disciplina y, por supuesto, el factor suerte. ¡De momento parece que esta nos acompaña!

¿Y qué has aprendido tú como directora de una empresa en estos veinte años?

Serían tantas las cosas que he aprendido que no tendría suficiente papel para escribirlas, porque yo empecé Zesauro con veintiséis añitos, ¡era una cría! Zesauro y yo hemos crecido a la vez, con todo lo que eso conlleva. Aunque, quizás, lo más positivo que he aprendido es a apostar por un nuevo modelo de negocio, más flexible y más basado en la confianza en tu equipo. Está demostrado que cuando el personal se encuentra a gusto, se trabaja mejor. Esto tras la pandemia está de plena actualidad, pero en Zesauro ya contábamos con un plan de conciliación y teletrabajo mucho antes de eso y estamos certificados con el sello EFR desde 2019, por lo que todas las nuevas medidas que trajo el COVID, no nos pillaron de nuevas.

¿Cómo ves el futuro de la traducción y la interpretación? ¿Crees que la traducción automática es una amenaza a vuestro trabajo?

Pienso sinceramente que la figura del traductor humano no puede desaparecer. La traducción automática es una herramienta muy útil a nuestro servicio y debemos hacer uso de ella, la tecnología siempre va en nuestro beneficio. Por eso, existe la necesidad de cambiar los procesos y que la colaboración humano-máquina sea habitual, además de necesaria. Nos puede ser muy útil para agilizar plazos y garantizar la calidad y la coherencia en nuestro trabajo. Pero de ahí a que la traducción sea 100% automática… lo veo complicado, la verdad. Y las constantes muestras de mala praxis y calidad deficiente en este sentido me hacen reafirmarme en mi idea.

¿Le darías algún consejo a quienes quieran emprender en el mundo de los servicios lingüísticos hoy en día?

No soy muy buena dando consejos, pero sí recomendaría apostar por la calidad y por cuidar el lenguaje en un momento de auge de la traducción automática y la inmediatez en las comunicaciones. Creo que en nuestro sector es necesario apoyarse en la cooperación, en lugar de generar competencia, y para esto es clave participar y colaborar con las  asociaciones sectoriales. Al fin y al cabo, compartimos un objetivo común: mejorar los servicios lingüísticos para poder apoyar y fortalecer cualquier actividad empresarial y personal. Y, sobre todo, que no olviden cuidar a los trabajadores como principal activo de las empresas.

Ya veis, veinte años de recorrido dan para mucho. Pero cuando tienes tan claro qué es lo importante y apuestas por la calidad y por convertir al equipo humano en una gran familia, el horizonte por delante puede llegar a ser infinito. Esperemos seguir celebrando un aniversario de Zesauro detrás de otro, contando con tu apoyo.

Como siempre, si necesitas más información sobre nosotras o tienes preguntas sobre nuestros servicios, no dudes en contactar con nosotras a través de Facebook, Twitter, LinkedIn, o déjanos un mensaje en nuestro formulario.

Te ayudaremos en todo lo que podamos.

¡Por muchos años más dando sentido a vuestras palabras! 

Ir arriba