Binomios en el lenguaje jurídico (ES-EN)

Cualquier traductor especializado en traducciones jurídicas sabrá que los textos legales suelen estar plagados de de binomios que tienden a dotar a los textos de una complejidad y dificultad de traducción mayor de la necesaria.

Entonces, ¿qué sentido tiene utilizarlos? En esta entrada te explicaremos su origen y cómo enfrentarnos a ellos en una traducción, pero antes, empecemos por el principio.

¿Qué son los binomios?

Los binomios o expresiones binomiales son construcciones formadas por dos palabras que generalmente pertenecen a la misma categoría gramatical, unidas por una conjunción o por una preposición, aunque este último caso es menos habitual.

Los pares más comunes se suelen dar entre sustantivos (términos y condiciones), aunque podemos encontrar ejemplos de binomios formados por verbos (tira y afloja), adjetivos (sano y salvo), adverbios (tarde o temprano) o incluso preposiciones (con o sin).

Los binomios se utilizan para dotar al texto de mayor precisión, hacerlo más conciso o clarificador en su intención, o facilitar su memorización mediante el uso de rimas.

Aunque existen ejemplos de expresiones binomiales en el latín (ora et labora), su uso generalizado proviene de Inglaterra durante el período desde los siglos XI al XVI. Por circunstancias históricas, durante aquella época existió una convivencia del latín, el francés y el inglés en diferentes estamentos sociales, lo que propició el uso de una serie de construcciones lingüísticas formadas por dos términos sinónimos, uno de origen francés o latín, más propios del lenguaje culto o noble, y su equivalente en inglés. Esto facilitaba la comprensión y ayudaba a aportar ciertos matices a determinadas expresiones.

Expresiones binomiales en el lenguaje jurídico

El propio carácter conservador del lenguaje jurídico y su necesidad de aunar concreción y flexibilidad en la interpretación de los textos ha ayudado a consolidad y potenciar el uso, no solo de binomios, sino también de trinomios y multinomios.

El uso de los binomios es especialmente común en inglés, donde la prevalencia de este tipo de expresiones es del 1,81%, frente al 0,99% del español.

Por eso nos encontramos con que no todas las expresiones binomiales en inglés o francés tienen su equivalencia en español, donde muchas tienden a simplificarse cuando la expresión original constituye una repetición semántica redundante de dudosa utilidad más allá de lo meramente estético.

Los textos jurídicos requieren de una especial precisión a la hora de traducir determinadas unidades fraseológicas especializadas (UFE) y muchas veces no basta con una traducción literal. Por ello, la traducción de binomios suele entrañar ciertas dificultades, no solo por su propia naturaleza y por la relación que se establece entre las partes integrantes de su estructura, sino también por las diferencias legislativas existentes entre el Common Law inglés y el Derecho Civil español.

En los últimos tiempos, la Plain Language Association International (PLAIN), un movimiento que promueve la simplificación del lenguaje para su mejor comprensión, aboga por reducir estas expresiones redundantes a un solo termino de significado equivalente, siempre que sea posible.

En este sentido, el profesor Arsenio Andrades Moreno propone, en su publicación “La importancia de los binomios en la traducción jurídica, la siguiente clasificación para las equivalencias de los binomios:

  • Equivalencia plena: la traducción implica una concordancia en el campo semántico y formal.

“Términos y condiciones” como equivalencia de “terms and conditions”.
“Estatutos y normas “ como equivalencia de “rules and regulations”.

  • Simplificación: el binomio original se traduce por uno de los dos componentes del binomio, o por una expresión no binómica equivalente, existiendo una concordancia semántica, pero no formal.

“Sito/a” o “situado/a” como equivalencia de “Lying and situated”.
“Vigente” o “en vigor” como equivalencia de “force and effect”.

  • Ausencia de equivalencia: cuando el binomio original se traduce por una expresión no binómica que no es equivalente, pero que entra dentro del mismo campo semántico.

“Conforme a derecho” como equivalencia de “at law or in equity”.
“Solidario”
como equivalencia de “joint and several”.

  • Calco estilístico: Traducciones que pueden conservar la estructura binómica simplemente por mantener un paralelismo estético entre ambas expresiones, aunque sea innecesario en español.

“Nulo y sin efecto” como equivalencia de “null and void”.
“Debido y pagadero”
como equivalencia de “due and payable”.

Como vemos, este tipo de expresiones, aunque pueden dificultar la comprensión del texto por su excesiva reiteración y redundancia, se utilizan habitualmente y con un sentido muy específico en textos especializados, por lo que debemos familiarizarnos con ellas si no queremos meter la pata.

Si tenéis dudas o queréis más información sobre nuestros servicios de traducción jurídica o procedimientos de trabajo, no dudéis en dejar vuestros comentarios, o poneos en contacto a través de nuestro formulario.

¡Os ayudaremos en todo lo que podamos!

Gracias por leernos y confiar en nosotras.

Ir arriba