• redes1
  • redes2
  • redes3
Zesauro Traducciones: la palabra exacta, el sentido preciso.

Internacionalización de empresas: la importancia de la traducción y la localización

Globo terráqueo

 

Por definición, si la demanda de un producto o servicio no es suficiente como para que ofertarlo implique una mínima rentabilidad, el modelo de negocios resulta inviable.

En este escenario, son varios los caminos a elegir: generar una demanda para el producto a través de campañas de marketing y publicidad (con el riesgo inherente y éticamente cuestionable de terminar vendiendo humo), o buscar clientes potenciales más allá del ámbito local.

Hasta no hace mucho, eran solo unos pocos gigantes los que podían permitirse el lujo de romper estas barreras locales y llevar sus productos más allá de sus fronteras, transformándose en multinacionales.

Sin embargo, los avances tecnológicos actuales y la mejora de las comunicaciones y los medios de transporte han permitido que cualquier persona con acceso a internet y un código postal pueda vender lo que quiera al lugar más recóndito del planeta.

Por eso, es cada vez mayor el número de empresas, grandes y pequeñas, que apuestan por la internacionalización como medio de expandirse sin asumir tantos riesgos, incrementando sus ventas a un menor coste y buscando clientes potenciales en países extranjeros.

 

Un proceso complejo, pero lleno de ventajas

Para que la internacionalización permita garantizar un crecimiento sostenible y con perspectivas de futuro, es fundamental conocer muy bien el mercado objetivo y las diferentes posibilidades disponibles.

Existen diversos tipos de internacionalización de empresas pero, sea cual sea el elegido, siempre habrá un común denominador: si quieres llegar a tus clientes, es necesario entenderles y que te entiendan.

Para captar el interés de clientes potenciales no basta solo con tener un buen producto o un servicio necesario. Por un lado es importante encontrar la manera de adaptar el mensaje al mercado objetivo a través de procesos creativos, como ya explicábamos en nuestro artículo sobre transcreación, pero más básico aún es hablar su mismo idioma. Y no solo en sentido figurado.

 

La localización como herramienta para una internacionalización efectiva

Cuando se inicia un proceso de internacionalización, la empresa debe tener claro el mercado al que se quiere dirigir y llevar a cabo un proceso de traducción y localización del contenido de su página web y de todo su material publicitario, tanto al idioma local, como a los idiomas de uso más extendido, para conectar con el mayor número de clientes potenciales.

hand-1030552_1280

Esto no solo implica traducir los textos para hacerlos comprensibles, sino modificar las imágenes, colores, organización de la información e incluso los propios servicios o productos ofertados, con el fin de personalizar el mensaje y lograr una mayor cercanía.

Porque cuanto más comprendido se sienta un cliente, mayor será su confianza.

 

Si queréis más información sobre nuestros servicios de traducción y localización, no dudéis en dejar vuestros comentarios, o poneos en contacto con nosotras a través de nuestro formulario.

Estaremos encantadas de ayudaros en todo lo que esté en nuestra mano.

¡Saludos!

 

Share

Deja un comentario


5 − = tres